Cargando...

Alphabet decide invertir en el competidor de Uber

COMPARTE LA PUBLICACIÓN

En España, la guerra del carsharing es un tema todavía candente. Cabify, Uber, Hulu, MyTaxi, Car2go... Las opciones son muchas y muy variadas.

No obstante, en Estados Unidos el monopolio estaba dominado por Uber hasta la llegada de Lyft. Como Uber, se trata de un servicio de transporte para viajeros en el que usuarios particulares utilizan sus coches. Sin embargo, esta start up ha sido concebida, no como un coche privado lujoso, si no como si tuvieras un amigo que te lleva a donde necesitas, por lo que buscan conductores que transmitan "buenrollismo". Otras de las innovaciones por las que destaca Lyft es la posibilidad de compartir el trayecto con otros usuarios para compartir gastos (ride sharing).

Google ha sabido ver el potencial que alberga y lo ha demostrado invirtiendo 1 billón de dólares (o lo que viene siendo la friolera de 1.000 millones) a través de Alphabet, subsidiaria del gigante de Internet. Alphabet no es ajena a este tipo de inversión, ya que Waymo, una de sus filiales es pionera en el mundo de la orientación autónoma. De hecho, el pasado mayo, Lyft y Waymo anunciaron que querían colaborar en este tema.

Esta financiación supone un importante cambio en las lealtades mostradas por Alphabet a Uber hasta el momento. Otra de sus subsidiarias invirtió 250 millones de dólares en Uber en 2013. Pero esta relación se rompió cuando Uber empezó a trabajar en vehículos de conducción autónoma, que competirían con los de Alphabet. Todo ello llevó a que Alphabet demandara a Uber por robar sus secretos comerciales.

Además, la inversión de Alphabet es una mala noticia para Uber. Aunque Uber sigue siendo una compañía mucho más valiosa, al menos sobre el papel. Su última valoración la situaría en casi 70 mil millones de dólares, mientras que Lyft en 11.000 millones de dólares.

Ambas compañías están apostando por la expansión del mercado de car sharing, entretejiéndose en la red de transporte del corazón de los Estados Unidos. Lyft estaría flirteando, además, con la posibilidad de expandirse internacionalmente, por lo que esta inversión podría ser el empujón que le faltaba.

Deja un comentario