Cargando...

Crisis de marca de Dove por un anuncio en redes sociales

COMPARTE LA PUBLICACIÓN

La marca de cosmética Dove, propiedad del gigante holandés Unilever, ha tenido disculparse tras haber difundido en redes sociales un anuncio que ha recibido numerosas acusaciones de racismo.

En el anuncio publicado en sus cuentas de Facebook y Twitter aparece una mujer negra que se 'transforma' en blanca tras usar un gel de la marca. En el vídeo, de tres segundos de duración, la mujer de raza afroamericana se quita la camiseta y, en su lugar, aparece una mujer 'blanca' que, a su vez, hace lo mismo y aparece convertida en una mujer asiática.

Dicho video se convirtió en viral después de que la maquilladora profesional Naomi Leann Blake compartiera un pantallazo de la imagen de Facebook el viernes, que hasta el momento se ha compartido 8.975 veces.

Rápidamente, las redes sociales se han movilizado con el 'hashtag' #BoycottDove que aún sigue activo hoy a pesar de que Unilever ya ha retirado la campaña y ha pedido disculpas.

Algunos comentarios que escribían los internautas dejaban claro su odio y rechazo por la marca. "La publicidad de Dove es racista, irresponsable, insensible, desagradable y debería recibir el premio de la cebolla podrida", tuiteó un internauta. "¿Ser negro significa ser sucio e indeseable?".

Por su parte, la empresa publicaba la siguiente disculpa:

"Dove está comprometida a representar la belleza de la diversidad. En una imagen que publicamos esta semana nuestra intención de representar a mujeres de color de manera original no fue reflejada en la publicidad. Nos arrepentimos profundamente del daño que ha causado. Hemos escuchado los comentarios y los utilizaremos como guía para nuestras decisiones en el futuro", afirmó la empresa.

No obstante, no es la primera vez que Dove se ve envuelta en la polémica por supuesto racismo. En 2011 lanzó una publicidad en la que aparecían tres mujeres con diferentes tonos de piel antes y después de utilizar el producto. Dos años después una marca de cosmética de Unilever tuvo que pedir disculpas por un concurso en Tailandia que giraba en torno a un producto que aclaraba la piel.

El caso Nivea

En contraparte, la compañía Nivea, competencia directa de Dove, lanzó un anuncio de desodorante que decía: "El blanco es pureza". Los supremacistas blancos en Internet tomaron nota, publicando mensajes como: "Nivea ha elegido nuestro equipo".

Un representante de la compañía matriz de Nivea, Beiersdorf, dijo que "nunca tuvo la intención de lastimar a nadie ni de plantear ninguna interpretación equivocada".

Pero, como Dove, Nivea también había ofendido antes.

Seis años antes, después de disculparse por un anuncio que mostraba a un negro que se preparaba para deshacerse de su vieja cabeza afro con el eslogan "Re-civilizarse", prometió revisar "los actuales procesos de desarrollo y aprobación" para "evitar cualquier tipo de futuras interpretaciones engañosas.

Está claro que el color de la piel es un tema muy controvertido y que hay que tener mucho cuidado con su tratamiento, especialmente en redes sociales, donde el alcance es rápido y a gran escala.

¿Se os ocurren otros ejemplos de campañas tachadas de racistas? Me encantaría conocerlas, no dudéis en compartirlas.

Deja un comentario