Cargando...

Revolut, la tarjeta perfecta para viajar

COMPARTE LA PUBLICACIÓN

A todo dromomaníaco le llega su San Martín. Si eres una persona a la que le gusta viajar y que siempre está preparada para una escapada improvisada sabrás que hoy en día nadie viaja cargado de billetes en una riñonera por miedo a ser atracado. Especialmente si tienes pinta de guiri. Pero aunque los bancos estén evolucionando hacia un modelo de pago digital, siempre es necesario llevar efectivo. No obstante, retirar dinero desde un cajero en el extranjero puede ser caro, incluso aunque estés en un país que tenga tu misma moneda.

Algunas bancas como EVO, se dieron a conocer por ofrecer a sus clientes dos extractos en el extranjero sin comisión al mes. No obstante, aunque EVO no se lleve ninguna comisión, es posible que las entidades propietarias de los cajeros apliquen una tasa de recargo por su utilización o por realizar un cambio de divisas (ej: tu cuenta es española y tienes euros, pero estas en Londres y quieres retirar libras).

Además, antes de viajar ya no pido cambio de divisas en mi banco o en el aeropuerto, pues en la mayoría de ocasiones en las que lo hice me aplicaron un cambio diferente al oficial o al que marca el mercado, obligándome a pagar un sobrecoste de entre el 4% o el 4,5% y es ahí donde las oficinas de cambio hacen negocio).

Personalmente, creo haber encontrado la solución definitiva a este problema: Revolut, Your Digital Banking Alternative.

Revolut es un banco online que ofrece servicios como una tarjeta de débito prepago (MasterCard), cambio de divisas y pagos peer-to-peer.

El sistema consiste en una app disponible para iOS y Android. Con solo registrarte con tu número de teléfono se te creará de manera automática una tarjeta que inmediatamente podemos usar para compras online. También puedes pedir una tarjeta física que recibirás en casa en menos de 5 días. La tarjeta tiene una comisión de 6 euros y puede ser utilizada en cualquier tienda o comercio.

Al tratarse de tarjetas prepago, esto quiere decir que primero deberemos cargar dinero en nuestra cuenta de Revolut. Este procedimiento se denomina "top-up" y se puede realizar de diferentes maneras:

 1) Mediante tarjeta de crédito/débito: Con esta opción solo tienes que introducir los datos de tu tarjeta sin importar la marca (Visa, Mastercard, American Express) e introducir el importe que quieres recargar. Las primeras veces, te pedirá un código de seguridad que se te enviará automáticamente por SMS a tu teléfono, como si estuvieras realizando una compra online. Una vez introducido la recarga será instantánea. Puedes registrar varias tarjetas de diferentes bancos para realizar top-up.

No obstante, si realizas el "top-up" con tarjeta de crédito te aplican un 1% de comisión, por lo que no es muy recomendable.

2) Mediante transferencia bancaria: Pulsando esta opción, accedes a una pantalla en la que se te muestra los datos que debes introducir para la transferencia: Beneficiario, IBAN, BIC etc. Aunque este metodo no es instantáneo, las transferencias suelen recibirse al siguiente día laboral. N o obstante, no se permiten transferencias SWIFT, solo SEPA.

3) Con un top-up automático: Puedes programar top-up automáticos de 100€, 200€ y 500€ cuando la cantidad de tu tarjeta es inferior a la cantidad estipulada.

4) Mediante Apple Pay: Revolut también permite recargar la cuenta con Apple Pay. El único inconveniente de este servicio es que debes tener este servicio previamente configurado.

Otra función de Revolut es enviar y solicitar dinero al instante entre amigos (como PayPal) para evitar que esos amigos gorrones se olviden de pagar sus deudas.

Su sistema de asistencia y seguridad también es bastante bueno. Utiliza un chatbot para responder a las preguntas frecuentes y en caso de que el problema sea persistente, un asistente personal se conecta para solucionar el problema. Además, si surge algún inconveniente puedes bloquear y desbloquear tu tarjeta Revolut con un solo toque y activar y desactivar instantáneamente los pagos en línea o en cajeros automáticos.

Revolut es gratuito, pero también posee una suscripción premium de 7,99€ al mes que ofrece ventajas exclusivas para sus miembros como transferencias turbo gratis y zonas VIP de aeropuertos.

No hay límite de recarga (bueno, todo lo que nuestra cuenta corriente nos permita) y puedes sacar hasta 200€ de manera gratuita desde cualquier cajero o su equivalente en diferentes divisas (sobrepasa esta cifra cuesta un 2%) y realizar transferencias sin comisión, lo que la convierte en la tarjeta perfecta para viajar.

En resumen, considero y recomiendo Revolut por ser una aplicación sencilla, intuitiva y de una gran utilidad. Puedes controlar tus gastos de manera organizada y divida por categorías. Pero sin duda lo mejor de Revolut es que garantiza la mejor tasa de cambio y el hecho de poder pagar y sacar dinero en cajeros de todo el mundo sin preocuparte de las comisiones. Durante mi experiencia con Revolut en el extranjero, he podido comprobar que sus ventajas son reales, pues el precio que pagaba al cambio era mucho menor del que hubiera pagado con la tarjeta de mi banco o habiendo hecho el cambio en una oficina de divisas. 

Deja un comentario